2 comentarios de “Reflexión del Evangelio del Segundo Domingo de Pascua

  1. Hna. Ma. Josefina Nughedu dice:

    Me gustó. Jesús es verdaderamente el Padre bueno, que no corrige a sus hijos con la severidad o amenzas. Les habla como lo hace un buen Padre que quiere el bien de sus hijos. Invita con amor a Bartolomé a que se acerque y compruebe la verdad del hecho. Y se lo compró para siempre, y tanto, que Dió su sangre por Jesús.
    ¡Cuánto bien hace la suavidad, la dulzura en las palaras. Fue una gran lección para todos los apóstles»Sed imitadores míos, como yo lo soy de mi Padre».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *