NOVEDADES   BREVES
 
Palabras del Papa Francisco (click para nota completa)
Declaración:
Misa de Jóvenes
En el día de la Patrona de Argentina, Nuestra Señora de Lujan, recemos por nuestra Patria.
MISA DE SEMANA SANTA
Evangelio del día

LECTIO DIVINA

PARA CADA DIA

 

            

 

 

 

 

TIEMPO PASCUAL

17 de abril

 

 

 

 

 

 

 

Yo doy Vida eterna a mis ovejas

 

 

 

              

 

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     10, 27-30


En aquel tiempo, Jesús dijo:

«Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy Vida eterna: ellas no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mis manos. Mi Padre, que me las ha dado, es superior a todos y nadie puede arrebatar nada de las manos de mi Padre. El Padre y yo somos una sola cosa.»


Palabra del Señor.

 

 

 

 

 

1.     LECTURA - ¿QUÉ DICE EL TEXTO BÍBLICO?

 

 

 

 ·   Guías para la lectura:

              

  

 

El cuarto domingo de pascua es llamado en la liturgia el Domingo del Buen Pastor, pues siempre se lee el capítulo diez del evangelio de Juan en que Jesús afirma dos veces “yo soy el buen pastor” (10,11.14).

 

El texto de nuestro evangelio está tomado de la segunda parte del capítulo diez. Allí se narra el diálogo polémico entre los judíos y Jesús en el templo durante la fiesta de la Dedicación (v.22-24).

 

Los judíos le dicen: “si tú eres el Cristo, dínoslo de una vez” (v.24). Jesús les responde también con sus obras: “las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí”, y agrega “pero ustedes no creen porque no son de mis ovejas”. Luego sigue el texto de este domingo.

 

El texto presenta tres personajes, las ovejas, Jesús mismo y el Padre. En los vv. 27-28 se muestra la relación que hay entre Jesús y sus ovejas. Jesús retoma la imagen del pastor y las ovejas con la que había comenzado el capítulo. Ahora vuelve a afirmar la escucha y el seguimiento de sus ovejas, como lo había hecho en 10,3-4. A estas ovejas les da vida eterna, lo que es eco de las dos veces en que afirma “yo soy el buen pastor” y sigue diciendo “que da su vida por las ovejas” (v.11.15), es decir que la vida eterna que reciben las ovejas es fruto de la vida entregada de Jesús por ellas.

 

Luego el texto sigue mostrando al Padre como el “dador” de las ovejas, que las tiene en su mano.

En el contexto polémico del texto, que refleja el contexto polémico de la comunidad joánica, la imagen de estar en la mano de Jesús, en la mano del Padre, quiere confortar a la comunidad, a los creyentes, frente a las adversidades que pueden pasar y sufrir, con la certeza que “nadie puede arrebatar nada de la mano del Padre” (v.29).

 

Al final una afirmación que sorprende por su densidad y brevedad: “el Padre y yo somos uno”.

 

Recién acaba de nombrar al Padre y los dos protegen a las ovejas, pero esta afirmación destaca la unidad entre Jesús y el Padre: somos uno. La audacia de la afirmación se muestra en la reacción de los judíos que quieren apedrearlo (v. 31ss), pero al mismo tiempo deja entrever otra dimensión. Si había comenzado a hablar de la relación de sus ovejas con él: “mis ovejas me escuchan, yo las conozco, me siguen…” ahora se vuelve a la relación con su Padre: “el Padre y yo somos uno”. De alguna manera está insinuando que la unión con su Padre es fuente y modelo de la relación con sus ovejas, es decir con nosotros, sus discípulos. Lo dirá más adelante en la oración durante la última cena: “como tú Padre estás en mí y yo en ti, que ellos sean uno en nosotros” (17,21).

 

 

 

 

 

2.  MEDITACIÓN - ¿QUÉ  ME DICE EL TEXTO BÍBLICO?

  

·                       Preguntas para la meditación:

 

 

                 

·        ¿Qué sentimientos me trae el Evangelio del día de hoy?

·        ¿Qué reacciones me trae el Evangelio del día de hoy?

·        ¿Qué recuerdos me trae el Evangelio del día de hoy?

 

  

 

 

 

 

3.  ORACIÓN - ¿QUÉ  LE DIGO A DIOS A PARTIR DEL TEXTO BÍBLICO?

                  

 

 

Óyenos Señor, escucha a tus hermanos aquí, juntos queremos seguirte,

donde Tú quieras que nuestros pasos se dirijan.

Nuestros corazones quieren pertenecerte, por siempre.

Haznos fuertes en la entrega a ti, nuestro Dios.

Haznos pequeños y dóciles para que dejemos actuar a tu Santo Espíritu en nosotros.

Señor, que tu Madre nos proteja.

 

 

 

4.  CONTEMPLACIÓN - ¿CÓMO INTERIORIZO EL TEXTO BÍBLICO?

 

Que alegría sentir que tenemos un Buen Pastor, un único Pastor, sintámonos pequeñas ovejas y digámosle:

 

 

“Que me sienta Señor protegido por tu brazos”

 

 

5.  ACCIÓN - ¿CÓMO VOY A VIVIR EL TEXTO BÍBLICO?

 

 

·                        Preguntas para la acción:

 

 

 

 

·        ¿Qué me pide hoy el Señor para que lo deje ser mi Pastor?

·         ¿Estoy dispuesto a escuchar su voz y seguirla?

·        ¿Con quién compartiré lo reflexionado en la lectio?

 

    


  

 
 
Av. Estrada y Adelina A. de Duret | Tel: (03541) 422849 | mail: comunicacion@iresm.edu.ar
facebook
  twiter